¿Piensas estrenar escritorio y no lo haces por que no quieres convertir ese espacio de trabajo en un cubículo de oficina? Te entendemos perfectamente y te apoyamos, esta área ya no tiene porque ser aburrida, fea o incómoda, al contrario, démosle la oportunidad al diseño de que entre a este espacio y haga de él lo que quiera. Para convencerte, te compartimos la siguiente información, que consideramos puede aportar lo suficiente para que, de ahora en adelante, tu nueva oficina sea uno de tus espacios favoritos. Considerando que pasamos gran parte del día ahí, lo mínimo que podemos hacer es asegurarnos de que estamos comprando la mejor opción para darle el toque a este lugar.

Tras observar e investigar en el campo, lo primero que creemos que debes saber es que la madera es el material ideal para tu escritorio. La gran mayoría de las tiendas que diseñan, producen o distribuyen muebles o escritorios de madera, consideran este material como el más “noble” en todos los sentidos, según la experiencia de las vendedoras es el más fácil de vender, según la de los fabricantes, es de los más fáciles de trabajar y conseguir, según la de los distribuidores, de los más fáciles de trasladar y/o instalar y según la experiencia de los usuarios, el más duradero y fácil de darle mantenimiento. Lo que lo posiciona, sin duda alguna, en el top 3 de los materiales que debes tomar en cuenta para tus muebles.

escritorios de maderaEsto se debe a que es un material fácil de manipular, es decir, tu diseño no se verá limitado a un solo color, tamaño o forma, pues la madera permite entintarse, barnizarse, cortarse, pulirse, doblarse y pegarse, con tal de lograr el objetivo del diseñador. Además, existe una amplia variedad, lo que lo convierte en un material accesible para todos los bolsillos.

Otro punto a favor de la madera, es que el estilo que tengas en tu casa u oficina no será ninguna limitante, este material y su variedad en texturas, tonos y precios, va perfecto tanto en las decoraciones rústicas como en las minimalistas. Precisamente es esta versatilidad, la que la ha convertido en uno de los materiales al que más recurren los decoradores.

escritorios de madera

Una vez dicho lo anterior, te habremos convencido de que  la mejor opción es comprar escritorios de madera. El siguiente punto en cuestión será, dada la amplia variedad que te mencionamos anteriormente, ¿cuál será el mejor tipo de madera? No te preocupes, nos dimos a la tarea de investigar un poco acerca de cada una de ellas, hasta lograr generar esta lista, en la que con una breve descripción puedes definir cual se acerca a tus necesidades y cuál, de plano, no es tu opción.

Cabe aclarar que definitivamente no son todos los tipo de madera que existen, sin embargo, si son todos los que se usan de forma más frecuente, veamos porque.

  • Pino; esta madera es de las preferidas por carpinteros y fabricantes por la facilidad de trabajarla. Es de las que mejor se prestan para teñir o encerar. Su aspecto natural es más rústico que el de otras. Esto, en la actualidad, la convierte en una de las favoritas, en el mercado joven, considerando las tendencias vintage e industrial, debido a que es una madera blanda, es más propensa a daños por fricción.
  • Nogal; considerada una de las maderas más nobles y apreciadas. Generalmente, por su aspecto natural, se emplea en muebles de lujo, además, no exige cuidados especiales.
  • El cerezo; se caracteriza por sus tonalidades rojizas, además de por las líneas rectas de su veta, se dice que estas, provocan que sea una madera de grano fino, lo que, eventualmente, la convierte en menos duradera que otras. Es por eso que se prefiere usar como chapa para revestir aglomerados. Su mantenimiento no es nada fuera de lo normal, se recomienda una limpieza con un paño de algodón para evitar ralladuras, además de evitar exponerla al sol para proteger su peculiar tonalidad y evitar que se decolore.
  • Olivo; Esta madera tiene una peculiaridad, que la coloca como la favorita de los artistas o decoradores con tendencias artísticas. Sus fibras logran la apariencia de dibujos (veta), muy vistosos, mientras más cerca de la raíz, más notoria será dicha característica.
  • Caoba; se cree que es de las que más se han empleado debido a la calidad que la caracteriza. A lo largo de la historia de la madera, se le ha colocado como la preferida para la línea más fina/costosa de los muebles de cualquier marca. Por lo mismo, sus cuidados tienden a ser un poco más específicos que los de otras maderas. Tiene una tendencia a resecarse con facilidad, por lo que, protegerla de esto, se recomienda mantenerla en lugares con cierto grado de humedad para.
  • Teca; esta es valorada por su gran dureza y resistencia. Por su aspecto natural, se considera exótica. Lo que hace que se emplee en decoraciones más coloniales. No exige ningún cuidado en específico, simplemente conservarse limpia. Si llegase a verse dañada, es perfectamente reparable con laca o aceites naturales.
  • Olmo; Se considera madera blanda, pues es procedente de árboles de crecimiento rápido. Lo que la hace de las más abundantes y esto, a su vez, la convierte en una de las más baratas. Es resistente a la carcoma.
  • Roble; si lo que se busca es dureza en una madera, esta es la mejor opción. Tiene una amplia gama de colores. Se emplea, mayormente, para acabados rústicos y diseños más tradicionales, es una madera noble, pues se le puede dar casi cualquier acabado.

La lista podría continuar, sin embargo, hemos elegido las opciones que consideramos pueden satisfacer los requerimientos que los escritorios de madera pudieran exigir. Considerando que no conocemos el espacio que planeas decorar con estos muebles, sugerimos varias opciones, como pudiste notar, entre ellas, hay las que requieren de cuidados muy específicos, las que no se pueden exponer al sol, las que se llevan mejor con la humedad, las más baratas, etcétera.

El siguiente paso será que analices el entorno que planeas decorar con estos escritorios de madera. Te recomendamos considerar la temperatura a la que estarán expuestos, así como el tipo de luz: si la recibirán de forma directa o indirecta,  qué cuidados estás dispuesto a darle y cuánto planeas invertir, estos son algunas de las especificaciones que te facilitarán, pero, sobre todo, te asegurarán tomar la decisión correcta.

Una buena forma de asegurarte que estás comprando lo que tu espacio necesita, es haciendo un “sketch”, no importa que el dibujo no sea lo tuyo, puedes buscar en internet algunas ideas de escritorios de madera, haz una buena combinación, toma en cuenta el número de cajones, puertas, banco o silla, número de compartimentos, en fin, deja volar tu imaginación y crea el concepto que te encantaría encontrar, lo peor que puede pasar, es que no lo encuentres en un aparador y tengas que recurrir a un diseño personalizado.

Una vez que hayas definido los puntos anteriores, sal a buscarlo a las tiendas que te encantan o empieza a buscar a tu carpintero de confianza. Te recomendamos que antes que nada, visites varias tiendas, las suficientes para que estés segura de que no estás comprando por comprar. Anímate a preguntar por esas opciones súper específicas que generaste en tus “sketches”. Seguramente, encontrarás algo muy parecido a lo que llevas en mente, pues las tiendas de decoración procuran tener suficientes opciones para todos los gustos, considera todo tipo de tiendas, desde las grandes cadenas hasta las tiendas locales, en esta etapa, todas las opciones son buenas. No olvides preguntar detalles que podrían hacer la diferencia en tu elección, ahora que ya conoces algo acerca de los tipos de madera, considera esta información mientras eliges, te podría ayudar a descartar opciones, a considerar otras e, incluso, a ahorrar algo de dinero. Pudiera ser que, después de una ardua búsqueda no logres convencerte con lo que hay en el mercado, entonces tendrás que aplicar el “Plan B”:

a)Localizar a tu carpintero

b)Encontrar una tienda en donde fabriquen muebles especiales.

En caso de que prefieras la opción a), te  recomendamos  ampliamente que sea alguien de tu confianza, para que puedas exponerle el diseño tal cual lo quieres, que te sientas tranquila de que puedas hacerle observaciones en caso de que sean necesarias,  además de que estés segura de que usará materiales de buena calidad y te cobrará un precio justo.

En caso de que prefieras la opción b), acércate a la tienda que elegiste, la gran ventaja de esta opción es que como a esto se dedican, generalmente, manejan una amplia gama de materiales por lo que conseguir justo el que tu estás buscando no será un problema y lo mejor de todo, es que no será tan costoso como podría ser tratar de conseguirlo por tu parte.

Ahora ya tienes todo lo que necesitas para comprar el escritorio perfecto para ese espacio, pon manos a la obra. Detente un momento, genera una basta lluvia de ideas, date la oportunidad de demostrar tus habilidades con papel y lápiz, saca el diseñador que todos traemos dentro y sal a buscar hasta que encuentres el que te enamore a primera vista.