El pasado mes de Abril tuvo lugar la 56ª edición de la Feria del Mueble de Milán, en la que se pudieron apreciar las tendencias para este 2018 acerca de todo lo referente a diseño, decoración, interiorismo y mobiliario, así que nos dimos a la tarea de enlistar los puntos más importantes, así como las novedades que se avecinan y las tendencias que no se van.

Hablando de materiales, indudablemente la madera seguirá siendo protagonista de tus espacios, notamos que incluso los muebles modernos y los espacios más minimalistas seguirán siendo dominados por este material.

muebles modernos

Para entender, pero sobretodo para poder aplicar de forma correcta esta tendencia, nos propusimos observar específicamente con qué características se hace presente este codiciado material. En el proceso, nos llevamos la sorpresa de que viene la madera oscura, en los próximos meses la veremos en tonos aún más oscuros que el nogal, empezará a tomar más fuerza en casi todas las líneas de muebles modernos. Nos encontraremos con tonos nogales oscuros, wengué, ébano e incluso completamente negra. Lo que más nos llamó la atención de esta noticia, es que la encontraremos tanto en ambientes con acabados industriales, sumando energía fuerte y hasta con cierto toque de rudeza como lo requiere este contexto, como en ambientes súper sofisticados, aportando elegancia, glamour y estilo, como suele hacerlo de forma inconsciente este color.

¿Cómo justifican su regreso? Expertos en la materia argumentan que esta coloración en el material es capaz de aportar carácter y personalidad a cualquier espacio en donde se haga presente. Además de defender el color negro como el más combinable, el más empático ante cualquier estilo de decoración y el preferido por la gran mayoría  del público desde siempre.

A pesar de la fuerte tendencia en maderas oscuras, pudimos confirmar que las maderas claras sobre todo con un toque grisáceo, se quedan, justificándose de forma muy válida, con la influencia del estilo nórdico que llegó en los ultimos años, para quedarse.

Por otro lado, la tendencia Raw se hará presente en los muebles modernos, aprovechando la moda industrial y los acabados ¨rústicos¨ que tienen lugar en ella. Recordemos que esta tendencia permite que la madera se exhiba de forma muy natural, respetando e incluso aprovechando sus imperfecciones, la veta natural, las grietas, etc. Marcas reconocidas lanzarán líneas completas en sus catálogos, de diseños de este tipo de madera combinada con detalles en metal. ¿Qué ventajas encontramos en esta tendencia? Los muebles requieren menos cuidados, su tiempo de vida es mucho más prolongado y se presta para accesorizar con la mayoría de los colores y texturas, incluso con estampados.

A propósito de la excelente aceptación que ha tenido la madera en acabados cada vez más industriales, menos procesados, nos encontramos con una propuesta que nos llamó la atención. Se prevé que a partir del próximo año, el efecto quemado empiece a tener presencia en algunos escenarios. El efecto es totalmente provocado por el diseñador del mueble, y se pretende meter en ambientes con estilos industriales o campiranos; además de estas sombras generadas por lo ¨quemado¨, la madera no llevaría ningun otro proceso, pues el objetivo es que se logre un aspecto rústicamente diseñado.

No pudimos dejar de investigar en cuanto a la decoración de exteriores; queríamos comprobar que ni con la fuerte tendencia de materiales sintéticos,  que está acaparando todo tipo de escenarios, se quedará fuera la madera. Y así fue, encontramos que esta  seguirá protagonizando dichos escenarios, pues a pesar de la sorprendente calidad de estas fibras sintéticas,  ninguna puede llegar a igualar la calidez y el confort que la madera genera por simple naturaleza. Por lo que encontramos una interesante combinación entre maderas prácticamente en estado natural (es decir, muy poco tratadas) con algunos materiales sintéticos, que terminarían dándole color y/o vida al lugar.

Siguiendo con los materiales complementarios a la madera, se dio a conocer el mármol como el favorito. Incluso se temía que llegara con tanta fuerza que lograra desbancar a la madera como la reina del diseño en muebles modernos. Sin embargo, se quedó en segundo lugar, únicamente como el preferido para aplicarlo en laterales, credenzas, centrales, etc. Nos atrevemos a afrimar, que se ganó este lugar en el podium del 2018, debido a que la tendencia nórdica continua acaparando decoraciones. Si observamos detenidamente los colores y las texturas de este estilo, entenderemos por qué  el mármol,  especialmente el mármol blanco con vetas grises, ganó un rol dentro de este juego.

Dento de este mismo estilo (nórdico), encontraremos algunas de las tendencias que nos falta mencionar. En cuanto a estampados, veremos desde líneas rectas hasta prints con formas geométricas, no solo en cojines, sino tambien en tapetes, tapices, salas y sillones.

Como hemos venido mencionado a lo largo de este artículo, otro estilo que permanece y lo hace de forma importante es el industrial; considerado un digno rival del nórdico.  Dentro de él, debemos rescatar detalles clave, como espacios muy amplios o que por lo menos den esa sensacion de amplitud, colores sobrios, y clásicos, blanco y negro, algunos grises y sutil presencia de azules, revestimientos de cemento o ladrillo, y acabados en óxido. En cuanto a los muebles que caben en este estilo, definitivamente nos quedamos con piezas grandes, con diseño en líneas rectas y muy simples dejándose complementar por algunas piezas o partes en acero inoxidable.

Si eres de los que no les gusta casarse con un solo estilo, seguramente despues de haber leído este artículo, no sabes por cuál tendencia irte. No te preocupes, la buena noticia es que hoy en día también se vale mezclar. A pesar de que hay estilos que parecen prácticamente antónimos entre sí, encontrarás algun elemento que haga un buen match en tus espacios.  Y es que por más moderna que pudiera parecer la decoración industrial, no se puede dar el lujo de rechazar una pieza vintage para ponerla sobre la credenza del recibidor.  Del mismo modo pasará con esa sala nórdica, que no podría quedarse sin una lámpara industrial metálica. Comprobado, tienes toda la autorización de intentar combinaciones nuevas.  La clave está en que seas 100% objetiva, y por más que te guste esa lámpara o ese florero si no queda, no queda.  Si logras hacerlo de manera correcta, estarás convirtiendo tu casa, en un spot digno de  portada de revista.

Aprovechándonos de esta tendencia, nos atrevemos a sugerirte que sin quitarle el protagonismo a la madera, te permitas meterle algo de metal a tus muebles, si logras encontrar algunos elementos que en su diseño ya lo hagan, ¡Qué mejor!, pero si no, atrévete a hacerlo tú. Cámbiale las patas a ese sillón rústico por unas de metal, puedes dejarlas en color plata, o esmaltarlas en ocre (color en tendencia) te vas a enamorar del resultado. Si no te atreves a modificar tus muebles, entoces inténtalo con accesorios, lámparas, centros de mesa o alguna mesita lateral. Recuerda que en cualquier espacio se necesita aunque sea un poco de brillo, así que los detalles o accesorios metálicos serán de mucha ayuda para que logres darle este toque.

Otra forma de convertir tus muebles actuales en muebles modernos, es cambiándolos de color. Pantone te respalda si apuestas por colores intensos como el azul brillante, verde, fucsia y púrpura. Esta es tu oportunidad perfecta para darle ese toque extravagante que tenías en mente y no habías podido concretar.  Como tip, toma en cuenta los colores complementarios de los que hablamos anteriormente, esto te ayudará a lograr combinaciones correctas, a pesar de lo arriesgado que jugar con el color pudiera parecer.

Si la última opción no es suficientemente brillante para el concepto que traes en mente, entonces tenemos una ultima opción, reservada para los más atrevidos; la tendencia en colores iridiscentes. ¿Qué que es esto? Te explicamos, si el fucsia, y el verde eran poco para tu extravagante estilo, entonces aplica el arcoíris completo, este año se vale que lo apliques. Algunas marcas y diseñadores empiezan a apostarle a esta nueva idea, que aunque es poco convencional está gustando para accesorizar muchos espacios. Si no te imaginas en dónde podrías aplicarla, te podemos sugerir mesas laterales, un pequeño muro con azulejos, cojines para tu sala, un centro de mesa, etc. Una recomendación que debemos hacerte  y prácticamente te debes sentir obligado a cumplir, es que te limites a aplicar esta tendencia en accesorios, en detalles sutiles, pequeños y delicados, ya que por su naturaleza, facilmente podrías ir del último grito de la moda a poner a gritar a quien quiera que vea tu decoración. Recuerda que cuando se trata de este tipo de decoraciones tan cargadas, menos  es más.

Como te podrás dar cuenta, a pesar de que hay dos o tres estilos totalmente determinados como los que marcarán la pauta en el interiorismo este 2018, también podemos encontrar algunos factores en común entre ellos, que te permitirán tomar tus elementos favoritos de cada uno y sumarlos para crear espacios únicos. Aprovecha, (pero no abuses) de la libertad que la moda parece estar brindando a las mentes creativas para salirse de lo convencional y apostarle a lo diferente.